Amemos la palabra

AMEMOS LA PALABRA

Cerebro, boca, Idioma, voz, expresión, comunicación, saber, camino, encuentro unión, compresión.

Comprendamos a la palabra, aprendamos de ella, comuniquémonos con la palabra, vivamos por la palabra, valoremos la palabra, escrita, verbal, o virtual.

 Que vuele entre nosotros la palabra, que invada nuestra vida, que la transforme, que la llene, todos los idiomas, todos los dialectos, todas clases de palabras.

 Que viva la palabra, sin ella solo somos bocas sin sonido, gentes muda sin sentido, démosle libertad a la palabra, que vuele hacia las sinrazones, que viaje, que nos ilumine.

Escuchemos a la palabra, hagámonos su amigo, de la que ama, de la que se duele,

de la de doble filo, de la inocente, de la que adula, de la que ríe, de la que sufre.

Abramos los brazos a la palabra, a la que grita, a la disconforme, a la verdadera, a la intolerante, a la que se calla.

 Abramos caminos con la palabra, seguemos la mala hierba con la palabra, hagamos la luz con ella, inundemos los pueblos, sembremos los campos y las ciudades de palabras.

 No ahoguemos a la palabra, no la ignoremos, no la humillemos, la palabra humillada, se vuelve ácida, agresiva, venenosa, temerosa, huidiza, salvemos la palabra.

Difundamos la palabra, con los sonidos, con las letras, las canciones, hablemos, digamos, discutamos, protestemos, critiquemos, gritemos, lancemos al viento la palabra.

 Que ella sea la que diga, la que gobierne, la que alegre, la que haga justicia, la que mande, que nos enseñe, que nos desengañe, que nos guarde, la que dirija.

 Larga vida a la palabra, salud para la palabra, que no enferme, que no la escondan, que no huya, que no se exilie, que no se disfrace, que no la cambien.

 Viva siempre con nosotros la palabra, que sea nuestra sombra, que llene el aire, que nos acompañe siempre, que sea justa, que sea la única arma, la sola razón, el único instrumento.

 Que se mantenga siempre viva, joven, que sea audaz, ágil, viajera, emprendedora, fuerte, limpia, eterna, siempre renovada, siempre nueva.

Que viva para siempre la palabra. Rocinante. 31/10/2002

Anuncios